Las ventajas de los mini créditos: cómo un préstamo rápido puede solventar tus problemas de liquidez

Uno de los mayores problemas que han sufrido los españoles con la llegada de la crisis económica es la pérdida del empleo. La pérdida del empleo ha tenido como efecto el hecho de que han tenido que tirar de sus ahorros porque, evidentemente, el paro no ha sido suficiente para mantener a su familia. No obstante, la recuperación del país ha provocado el auge de los préstamos rápidos un negocio que puede ser muy rentable tanto para el que presta como para el que recibe el dinero.

 

¿Por qué es buena idea un préstamo rápido?

 

En primer lugar, hay que señalar que esta clase de préstamos pueden tener dos finalidades: saciar una necesidad financiera o darnos un capricho. Porque hay que asumir que en esta vida no todo debe ser ahorrar y trabajar, sino que también merece la pena darse de vez en cuando un buen capricho.

 

En segundo lugar, podemos clasificar como hemos señalado estos préstamos en dos categorías:

 

-Préstamos por necesidad:

Son aquellos que resultan necesarios si se sufre alguna clase de contratiempo, como, por ejemplo el hecho de que nos llegue una multa, la hipoteca aumente ese mes o que haya que pagar la temida vuelta al cole. Son préstamos que permiten solventar el problema ya que al ser imprevistos, lo más normal es que con el sueldo del mes que viene podamos pagarlos sin ningún problema.

-Préstamos por capricho:

Este tipo de préstamo es muy útil para aquellos que no quieren esperar a disponer del dinero necesario. En el fondo es cómo comprar a plazos un producto. Por ejemplo, si tienes ahorrados 500 euros y quieres el nuevo iPhone, es buena idea tomar un préstamos de 500 con el fin de que logremos comprarlo este mes y no tener que esperar dos o más meses.

 

En WannaCash son expertos en este tipo de préstamos y nos dan las siguientes recomendaciones y consejos sobre los contratos de mutuo de esta clase:

 

-Hay que señalar que esta clase de crédito es rápido y efectivo, ya que en pocos pasos podrás tener el dinero en tu cuenta bancaria. De hecho, ellos en 4 pasos ya conceden el mini crédito.

-Hay que tomarlos con cabeza: nunca tomes mini créditos para pagar otros mini créditos, esto es una terrible idea, y no fomentan esto nunca ya que tienen una gran ética empresarial.

-Además, hay que señalar que suelen pedir pocos datos para acreditar la solvencia, lo cual confirma la hipótesis de que es muy sencillo obtener uno de ellos y se puede realizar de forma rápida.

Por todo ello, estos préstamos rápidos tienen la ventaja de que verdaderamente pueden llegar a solucionarte problemas financieros, sin la necesidad de pasar el mal trago de pedirle el dinero a un amigo o a un familiar. Recuerda que es mala idea ya que cuando se mete el dinero de por medio hasta las mejores amistades se rompen, no digamos ya nada si se trata de familia. Recuerda pedir mini créditos con cabeza, solo si lo necesitas o quieres darte un capricho puntual.

Quizás le interese

Deja un comentario