Los sellos personalizados siguen siendo imprescindibles para las empresas

Una de las más imágenes más icónicas del pasado siglo son la presencia de sellos de caucho en escenas en los que se catalogaba un documento como Top secret. A pesar de que estos ambientes no son habituales para una persona normal, si es cierto que estas herramientas han sido y son muy útiles en las empresas, de hecho es que son imprescindibles.

Es por ello que los sellos de caucho siguen estando de moda y sobre todo, siguen siendo útiles en el día a día de las diversas empresas y sobre todo en el día a día de la Administración del Estado. No obstante, cabe señalar que cada vez son más las compañías que recurren a estas herramientas ya que es la forma más rápida de clasificar un documento y la más fiable, ya que los programas informáticos que automatizan esta tarea pueden fallar y organizar un auténtico desastre.

En la siguiente web podrás encontrar sellos de goma en una gran variedad. Carecer de esta última cualidad de nuevo puede provocar que la organización de tu oficina carezca de sentido.

 

¿Cuándo surgieron los sellos de caucho?

 

Estas herramientas surgieron en el año 1886 gracias a un matrimonio que inventó esta gran idea y decidió llevarla a la realidad. Con el paso de los años comenzaron a popularizarse y a formar parte del entorno empresarial.

Con la llegada del ordenador se pensó que estos iban a desaparecer, sin embargo, hay que señalar que cada vez es más común encontrarlos, de nuevo, en las oficinas, ya que, en primer lugar, no pueden otorgar los ordenadores la distinción que provocan los mismos a la vista y en segundo lugar, los ordenadores fallan con frecuencia en tareas de clasificado.

Además, una gran ventaja respecto a la tinta de la impresora es que los sellos trodat printy son ecológicos. Esto implica que no se generan residuos y que suponen un gran ahorro en emisiones al medio ambiente, concretamente, un 48%.

Es por ello que el retorno de este instrumento de trabajo está teniendo un gran auge. Esto se debe a varios razones:

-Es una herramienta muy versátil: puedes utilizarlo en infinidad de documentos, independientemente de su tamaño. Sin embargo, una impresora, normalmente, solo puede imprimir en DIN A4.

-Además, permite el rápido manejo de documentos. No tienes que abrir el Photoshop, poner el sello e imprimir, sino que con el propio documento, al instante, podrás estampar el sello.

-Señalar que, lo más frecuente es que la impresora se estropee o halla problemas informáticos. Con un sello siempre tendrás la certeza de que este va a funcionar, ya que su funcionamiento únicamente depende de la fuerza que imprimes con tu brazo.

Por todo ello, nos alegramos del retorno de los sellos de caucho, aunque como señalábamos, nunca se habían ido realmente. Además, la presencia de sellos ecológicos nos da esperanza en la posibilidad de encontrarnos algún día con una oficina completamente verde, sin emisiones de CO2.

Quizás le interese

Deja un comentario