Los huertos urbanos, el futuro ya está aquí

Huerto urbano

Sinceramente, nunca he sido un gran partidaria de los huertos urbanos. Siempre he pensado que los huertos donde deben estar es en el campo. No obstante, nunca pensé que el ser humano involucionara tanto y que el mundo rural se fuera a ver tan empequeñecido por el expansionismo de las ciudades. De hecho, es una pena que un chaval de ciudad haya visto como mucho el campo un par de veces.

Esto se debe a que el turismo rural, o sea el ir al pueblo de que era uno con los niños, ya prácticamente no existe. O se va a la playa o se va al extranjero, pero el pueblo ya no se pisa nunca. Esto también se explica porque la generación de la ciudad es una generación a la que sus antepasados “pueblerinos” les pilla muy lejos, por lo que no tienen sentimiento de pertenencia alguno a su pueblo, es más seguramente ni lo conocen.

Por ello, trasladar uno de los mayores exponentes del campo, la agricultura, a la ciudad es una muy buena idea, no solo por razones ecológicas, sino porque permiten que los críos se familiaricen más con la naturaleza.

Además, lo Eco, está de moda: las tiendas ecológicas están aumentando su facturación muchísimo ya que cada vez nos preocupa más lo que comemos.

Los huertos ecológicos urbanos y los más pequeños

Un huerto ecológico urbano es una genial idea para los niños, ya que presentan las siguientes ventajas;

  • En primer lugar, está cerca de casa: los niños no suelen ser muy partidarios de moverse a grandes distancias salvo que sea para ir a lugares en los que hay grandes estímulos, como, por ejemplo, los parques de atracciones. No decimos que un huerto urbano sea un lugar en el que no se lo vayan a pasar bien, pero no deja de ser un huerto, no puede competir con un parque de atracciones.
  • En segundo lugar, el huerto permite acercar la vida rural a la ciudad. Muchos niños de ciudad en la actualidad desconocen los conceptos más básicos de botánica y de agricultura. No es culpa suya, ya que lo que más verde les rodea son árboles encerrados en la dureza y frialdad de las aceras de las ciudades.
  • Otorgan variedad en el paisaje: el paisaje deja de ser una mole gris de granítico para convertirse en algo nuevo, en algo que capta la atención de los niños, algo que descubrir y explorar.
  • Acercan valores que se han perdido en la ciudad, como, por ejemplo, que el esfuerzo físico también da resultados. La ciudad se está sumergiendo en una pompa intelectualoide que lo único que valora es, precisamente, lo intelectual. De tal suerte, ya los niños no quieren ser mecánicos, sino ingenieros. Esto no es algo malo, pero hace que trabajos físicos que son tan necesarios se deprecien más y más.
  • Otorga humildad: pues cualquiera se siente empequeñecido ante los milagros del mundo natural. Que de tierra, agua y un poco de abono pueda surgir algo tan bello nos hace sentir pequeños y menos importantes.
  • Hace que los niños coman más verduras, ya que no lo ven como algo ajeno, sino como algo propio que ellos mismos han contribuido a su desarrollo.

Los huertos urbanos ¿Nuestro futuro?

Verduras ecologicasA pesar de que, como he dicho, no me agradan mucho, considero que los huertos urbanos son cada vez más necesarios en las ciudades, pues estas se han separado mucho de la vida rural y necesitamos reconectar con la naturaleza.

La naturaleza siempre ha sido un gran aliado del ser humano y por ello, mediante estas iniciativas, no solo ayudamos a crear una ciudad más sostenible, sino a recordar que esta es un aliado, no un enemigo.

Quizás los huertos urbanos ayuden a frenar el expansionismo de las ciudades que están empezando a fagocitar a las zonas rurales. Los bosques, los campos y los huertos son necesarios, porque no conozco billete alguno que se pueda comer.

Solo con estas iniciativas se puede recuperar el sentido de lo rural en lo urbano y concienciar a las personas de que lo importante está en lo natural, en lo que siempre nos ha acompañado y en la tierra que siempre nos ha dado de comer.

Los huertos urbanos son ya una tendencia, pero serán generalizados en los próximos años en las grandes ciudades. En algunos pueblos ciudad ya han empezado a aparecer.

 

Quizás le interese

Deja un comentario