Portada la voz de Marbella » Cultura » Historia de un ilustre albañil

Historia de un ilustre albañil

Nació hace ya tiempo, en el sevillano pueblo de Coronil; don Manuel Ruano, hombre abierto e ilustre albañil. Nadie creería que un joven sureño, más bien bajo, de fuerte carácter y moreno, fuera hombre clave en la transición, siendo su primer trabajo, siempre de buen grado, el de pastorear un pavo. Mas no duró mucho su estancia peninsular pues tras ser insultado por un general, de cuya boca salió una gran barbaridad -pudo al fin acabar, siendo hombre preparado y capaz- el servicio militar. Cruzó cumbres nevadas en busca de su destino más no tuvo tino, regresó a su país a firmar un contrato pero su visa caducó y no halló el trabajo.

Incluso cuentan que fue secuestrado por un amigo de su hermano. Pero don Manuel, orador de primera y gran artista, convence a la mujer del delincuente, con pocos dedos de frente, para que libere a nuestro protagonista. De la Citroën a manitas, empezó a realizar chapuzas, pero el jefe era un agarrado y a pesar de su gran esfuerzo y trabajo, don Manuel no vio ni un chavo. Cansado de su esclavitud, clama por sus derechos y al alzar su voz fue preguntado: amigo ¿eres comunista? y sorprendido respondió el artista: “jamás escuche semejante palabra, más me causaría enorme dicha, si es usted un caballero, que me explique que conlleva aunque deba de pagar dinero”. Y así nuestro héroe funda un club de fútbol, 1º de Mayo lo llama, pero suena tan osado que le convencen para cambiarlo.

Club Cervantes lo renombra, un gran hombre español nada menos que en la patria de Napoleón. Pero eso es muy poco y tras ser instruido durante tres meses sobre cómo ser un buen rojo, crea la asociación juvenil más grande que ha visto Francia, donde se dan conciertos, bailes y todo lo que Manuel mande. Y ya en los años 70, quien se iba a imaginar que nuestro cuidador de pavos, siempre de buen grado, fuera de la mano de su esposa -por cierto muy hermosa- todo hay que decirlo, a La Rioja, tierra de buen vino y gran cosecha desde Arnedo a Ribaflecha. Y qué decir de su vida en nuestra región, más que como buen trabajador siempre esforzado se hizo encargado de obra y en la misma construcción y tras largas esperas, surge aún con dificultad, las Comisiones Obreras.

Pasan los años y es nombrado secretario general, un puesto relevante para tocar la moral, si es necesario, a la elite dominante. Pero guerras internas caen sobre las Comisiones y el pobre Manuel es destituido, no sin antes sufrir en sus propias carnes, enormes presiones. Así que decidido a no dejar de trabajar, enfoca su vida a una nueva actividad, nada mejor que ayudar al inmigrante para que pueda tirar hacia delante. Jubilado ya se dirige a la Universidad de la Experiencia donde conoce este concurso, que le guía hacia mi persona, que no tiene nada de sureña, tampoco de baja y menos de tez morena, no he guiado pavos ni he sido comunista, aunque algunos, que seguramente estén equivocados, puedan llamarme artista. Y esta conversación fue fruto de dos cervezas frías, en vaso grande y bien servidas, pero no quiero terminar sin antes puntualizar que un hecho curioso nos ocurrió en Hendaya.

Dirigíame yo a Berlín, pasando antes por París cuando al bajar del autobús alguien gritó Raúl. Sorprendido me encontré y gire mi cuerpo para ver quien osaba pronunciar mi nombre en tierras tan lejanas. Grande fue mi sorpresa al comprobar que quien mi nombre osó gritar, no fue un francés despechado por su novia yo haberle quitado, si no que ante mis ojos vi, bien plantado por Hendaya, a Don Manuel Ruano, nacido en Coronil, hombre valiente y audaz albañil, que se dirigía a París a recordar tiempos pasados, que hacía pocos días, con una cerveza en la mano, tan ricamente me había contado

Informacion del Autor

Alberto Montalvo

Alberto Montalvo, periodista especializado en diferentes áreas, le encanta escribir en un medio digital referente en Marbella. Es la voz del pueblo y las noticias actuales.

Añadir un comentario

Haz clic para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies