Portada la voz de Marbella » Actualidad » El e-paciente ha llegado

El e-paciente ha llegado

No solo de Farmvilles y Trending Topics vive la red social. Ésta por mucho más que a veces parece ser una alternativa al ocio, es un lugar donde hacer networking profesional, compartir experiencias y porque no, ser más personas. Paradójico para unos, de sentido común para otros, pero creo en la red social como un complemento más de nosotros a día de hoy.

La sanidad 2.0 es un buen ejemplo de que la red social no se anda con tonterías como muchos todavía creen.

La necesidad de recopilar información de alguna enfermedad, de los tratamientos que se llevan a cabo en una determinada clínica o de los efectos de un medicamento son solo la base de esta salud 2.0 que entre muchos pacientes se ha ido construyendo. Muchas son las personas que hoy en día consultan una web sobre salud antes que acudir al médico cuando notan alguna molestia o no se encuentran bien.

Así que más allá de los foros y chats que en el 1.0 se hicieron extremadamente famosos, actualmente vale la pena que haya empresas que apuesten por una comunicación bidireccional de calidad basada en una información elaborada por profesionales del sector. Muchos pacientes pueden tener la primera toma de contacto con lo que les sucede a través de internet y algunos de ellos decidirán hacer un seguimiento de su enfermedad por alguna red social de pacientes.

PatientsLikeMe ofrece ésta posibilidad con el fin de poder comparar y analizar las diferencias con otros pacientes respecto la misma enfermedad. Entre ellos pueden interactuar y compartir sus experiencias lo que incrementa la calidad del contenido y ayuda a futuros pacientes que se encuentren en la misma situación.

El típico “qué hiciste tu?” de padres primerizos explicando las primeras vivencias con su hijo se puede convertir en una experiencia 2.0 sin límites en la cual se establezca un diálogo entre muchos padres. Enriquecer la conversación también puede ayudar a los médicos a investigar cuál es la mejor solución para cada uno de los casos y cómo actúan los padres.

Compartir e interactuar con pacientes que tienen un historial clínico semejante al nuestro puede que nos ayude a convivir con una enfermedad o una cierta situación de salud de forma más llevadera. Sentir que no se está solo en esta situación, ver posibles maneras de aliviar un cierto dolor y establecer diálogo entre pacientes, puede ayudarnos a mejorar nuestra salud física y también psicológica y emocional. Hay quienes les apura contar qué les pasa y qué dolencias sufren.

No todo el mundo está preparado para compartir su dolor, sus preocupaciones y si son psicológicas, puede que más, por el miedo a no ser comprendidos. Es difícil explicar qué se siente cuando exteriormente no se observa una mala salud y una red social puede ayudar a comunicarlo, puede desarrollar las funciones básicas de un psicólogo que sepa escucharnos y comprender la situación por la que pasamos. En una red social de éste tipo sabemos que nuestra sinceridad siempre puede aportarnos ventajas, nuestra salud está en juego y de nuestra
transparencia depende que otros puedan sentirse ayudados.

Pedir cita al médico por internet, anularla o cambiar la hora es solo un primer paso para llegar al 2.0 en términos médicos. Las redes sociales, en este caso, pueden hacer más enriquecedoras nuestras experiencias a través del intercambio de vivencias ya que el e-paciente puede:

– Buscar información en la red
– Ser diagnosticado por un médico
– Compartir su diagnóstico con otros pacientes
– Interactuar con e-pacientes y e-médicos favoreciendo la calidad del contenido online y la investigación médica, respectivamente
– Mejorar psicológicamente al sentirnos ayudados por otros pacientes

Las ventajas en la sanidad 2.0 están servidas:

– Intercambio de vivencias acerca de nuestra salud
– Investigación médica a partir de las experiencias de pacientes
– Mejora física y psicológica del e-paciente gracias al intercambio de vivencias
– Información de calidad por parte de los otros e-pacientes y médicos

No debemos olvidar pero, que también puede conllevar algunas desventajas como son:

– No todo el mundo tiene acceso a un ordenador o a internet (p.e 3a edad)
– Alguna información emitida por un e-paciente puede no ser del todo clara a causa del desconocimiento en medicina
– Posibilidad de no acudir a una consulta médica por pensar que la información hallada en la red es suficiente
Es necesario pues, ser conscientes de las herramientas que hay a nuestro alcance para conocerlas y hacer un buen uso de ellas.

Informacion del Autor

Alberto Montalvo

Alberto Montalvo, periodista especializado en diferentes áreas, le encanta escribir en un medio digital referente en Marbella. Es la voz del pueblo y las noticias actuales.

Añadir un comentario

Haz clic para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies