La evolucion y diferencia entre la Serigrafia y Tampografia

serigrafia

Al crear productos publicitarios o marketing en 3d, es muy probable que termines eligiendo alguno de estos 2 métodos: serigrafía y/o tampografía.

¿Y cual es la diferencia entre serigrafia y tampografia?

Para saberlo primero preguntémonos qué es la serigrafía. El proceso de serigrafía no tiene un origen claro aunque se dice que apareció entre los años 960 y 1279 D.C, básicamente consiste en hacer pasar la tinta a través de unas mallas (pantallas) compuesta de nylon, hilos metálicos trenzados o poliéster, para así obtener un estampado de la imagen que desees utilizar sobre un objeto.

Las imágenes obtenidas a través del proceso de serigrafía son muy limpias y de excelente calidad, lo cual mejora notablemente su opacidad (técnica de ocultación del material debajo de la tinta) además el proceso es eficiente y económico.

En la actualidad una de la técnicas más utilizadas para el merchandising personalizado de algunos tipos de eventos tales como convenciones, ferias, entre otros, es la serigrafía textil. Permite estampar hasta un máximo de 4 tintas diferentes lo cual mejora notablemente la relación calidad/precio, logrando unos acabados de alta calidad en camisetas de eventos, sudaderas y bolsas. Pero si el estampado que se quiere conseguir tiene más de cuatro colores es preferible elegir otras técnicas de impresión como la serigrafía digitalizada.

Sin embargo, con el proceso de serigrafía digital textil podemos conseguir unos resultados de alta calidad fotográfica y con una resolución mucho mejor que la que se obtiene con la serigrafía tradicional.

En una empresa de serigrafía también se utiliza otra técnica de impresión más innovadora conocida como tampografia (transfer), la cual consiste en la transferencia de tinta de una almohadilla de silicona hacia el material donde desees estampar. Es una técnica más reciente en comparación con la serigrafía tradicional, sin embargo logró una importante popularidad en los años 60.

Con la tampografía no solo se puede estampar en materiales plásticos, sino también una multitud de diferentes materiales sólidos tales como aluminio, cerámica, pvc, entre otros materiales que además deben contar con cierta dureza para el correcto secado de la tinta para que no se dañe al manipular el producto terminado.

El secado de la tinta demora cierto tiempo dependiendo del ambiente donde se realice. Para mejorar los tiempos de fijado de la tinta, se emplean productos retardantes de tintas.

El punto fuerte de esta técnica es que se puede imprimir en objetos con diversas formas y tamaños donde normalmente son difíciles para estampar una imagen. Este método es muy versátil y es ampliamente utilizado en la marcación de partes industriales y articulos publicitarios. Los fabricantes de relojes suizos fueron de los primeros en adoptar este novedoso método.

Con el auge de las nuevas tecnologías de impresión 3d y los sistemas de corte con láser la empresa de serigrafía ha cambiado y pueden hacer de todo, desde dulces con tinta impresa (comestible) hasta montañas rusas.

Es la opción ideal para trabajar con buena resolución y varios colores, sobre todo cuando necesites imprimir detalles especiales y medios tonos. La únicas deficiencias son la limitación en cuanto a la opacidad y velocidad, cosa que a veces puede crear diferencias de tono en áreas extensas, además el proceso es más costoso. Normalmente esta técnica se usa para estampar articulos promocionales, sobre todo los que requieren mayor precisión en los detalles.

Los procesos de serigrafía y tampografía revolucionaron totalmente el paradigma a la hora de elaborar artículos promocionales. Cada método tiene sus ventajas y desventajas, sin embargo la tecnología impresa sigue innovando, y cada vez se descubren nuevos métodos para hacer la impresión cada vez más eficiente.

Quizás le interese

Deja un comentario